DE MIRADAS Y …

Sabemos que entre ver y mirar hay la misma distancia que entre oír y escuchar. Uno ve y oye sin ninguna intención. A veces, ni es consciente de lo que ve y oye, aunque pudiera ocurrir que quedara grabado en nuestro subconsciente. En cambio mirar y escuchar es una actividad que requiere intención, debemos enfocar nuestra atención a lo que se presenta a nuestra vista o llega a nuestros oídos.