Diario de Noticias (Navarra)

27/04/2018

Se llama a la movilización el 3 de junio por motivos éticos, económicos y medioambientales

El incremento incontrolado de las maniobras con fuego real por parte del Ejército, las tremendas y dolorosas consecuencias de la guerra y el dispendio en armas y equipos militares mientras se siguen recortando las partidas sociales, son tres de las razones para que la Asamblea Anti-Polígono de Tiro de Bardenas Reales haya vuelto a convocar, y ya van 31 ediciones, una nueva marcha (el 3 de junio) contra esta instalación militar asentada en Bardenas. Considerando que en la evidente “escalada bélica” internacional, el polígono bardenero “juega un papel crucial”, los convocantes volvieron a incidir en la importancia de “la movilización, la información y la concienciación en valores pacifistas y medioambientales” como único modo para revertir esta situación ante la que, como denunció Milagros Rubio (de la Asamblea), “no vemos ninguna propuesta ni trabajo en serio por parte de nadie para conseguir el desmantelamiento”.

Por ello, los convocantes moverán ficha presentando una moción al pleno de todos los ayuntamientos riberos que quieran sumarse a su votación y adhesión, en la que, entre otros extremos, se solicita “instar a las instituciones navarras (Gobierno, Parlamento, Comunidad de Bardenas y municipios) a que muestren al Gobierno del Estado su rechazo al Polígono de Tiro, y exijan un plan para su desmantelamiento, por encima de contratos, compromisos, pactos y dinero”. Cabe recordar que este año se hará efectiva la prórroga automática del contrato que vincula a la Comunidad de Bardenas con el Ministerio de Defensa, que doblará el canon anual de arrendamiento del territorio del polígono que perciben los congozantes.

Medio ambiente

En cuanto a otros aspectos para apoyar esta marcha, que partirá de Aguilares a las 12,00 del día 3 de junio, el miembro de Ecologistas en Acción, Eduardo Navascués, fue rotundo al afirmar que “el Polígono de Tiro supone una amenaza para los valores medioambientales y de pacifismo que debieran regir en un Parque Natural y en una Zona de Especial Conservación” .

Además, acusó a la Comunidad de Bardenas y a los gestores del Parque, de “falta de valentía y de respeto nulo por los valores medioambientales, ya que se pliegan, sin ni siquiera rechistar, ante los deseos y pretensiones del Ministerio de Defensa”. Navascués también denunció que “nada se hace desde la Junta por salvaguardar los altísimos valores esteparios de este territorio”.

Por su parte, la integrante del Partido Carlista EKA, Begoña Aguirre, hizo un llamamiento a la movilización popular para conseguir que, de una vez por todas, “las Bardenas sean de verdad patrimonio de la humanidad”, sentenció. – N. Arigita