Diario de Navarra

07/05/2018

Critica las “posturas atrincheradas” y la “falta de diálogo” entre el Gobierno central y los grupos independentistas

Los sucesos de Montejurra 76 volvieron a proyectarse en el monte donde se produjeron 42 años atrás. Cerca de 200 personas participaron ayer en la fiesta anual del Partido Carlista, que se desarrolló, en esta edición, bajo el lema Federalismo para convivir. Fue el enunciado que marcó las intervenciones de los principales dirigentes que tomaron la palabra en la campa de la Fuente de la Tejería durante el acto político, que siguió al tradicional vía crucis y a la misa en el monasterio de Irache.

Junto con José Lázaro Ibáñez, secretario en Navarra, se manifestaron Jesús Mª Aragón, secretario general federal, y Ton Aluja Farré, del Partido Carlista catalán. Aluja abrió el turno de intervenciones con un discurso muy crítico hacia el Gobierno central y los grupos independentistas a los que responsabilizó de la situación en Cataluña por sus “posturas atrincheradas” y la “falta de diálogo” entre las dos partes. En su manifiesto, Aluja defendió el modelo federal como respuesta a los problemas de España. “Un sistema que permite hablar de tú a tú”, dijo.

Sin olvidar a Ricardo García Pellejero y Aniano Jiménez Santos, asesinados en los incidentes del 76, cuyos nombres lucían ayer en una pancarta, los argumentos se centraron en el contexto económico y social del país.

Durante la celebración, se divulgó una carta de Carlos Javier de Borbón Parma, cabeza actual de la rama carlista. “Recaer en la mentalidad centralizadora es levantar muros que impiden alcanzar la visión carlista de las Españas”, apunta el heredero de Carlos Hugo en el texto, que recuerda las raíces cristianas y sociales del partido “que el carlismo defiende y recoge”.