Sra. Carmen Alba Orduna

Delegada del Gobierno en Navarra

El pasado día 6 de mayo los Carlistas celebramos nuestra tradicional fiesta anual de Montejurra y la presencia de la Guardia Civil en el acto provocó un conato de incidente. Todos los años notamos su presencia y no pasa nada, pero este año estaban entre los asistentes como dando la impresión de querer condicionar el desarrollo del acto; se les pidió que se retiraran de allí, pero lejos de atender a razones, tensaron la situación.

El ataque sufrido por los Carlistas, allí mismo, en el año de 1976, y el papel jugado en el mismo por la Guardia Civil sigue muy vivo entre nosotros por lo que le pido que en sucesivas ocasiones se imponga la cordura y la presencia de la Fuerza Pública sea discreta, y alejada, en nuestros actos; nos valemos solos para el desarrollo pacífico de los actos que nosotros mismos organizamos.

Cuando la presencia de una Institución que tiene por misión el servicio al ciudadano, lejos de atemperar los ánimos, resulta una provocación, tiene “que hacérselo mirar”.

Atentamente,

Jesús M.ª Aragón Samanes SGF

Pamplona 8 de mayo de 2018