Diario de Noticias (Navarra)

09/08/2018

La kalejira por los puntos más emblemáticos de los sucesos de Sanfermines del 78 culmina en una plaza Consistorial abarrotada que pide a gritos “Verdad, Justicia y Reparación”

“El pueblo de Pamplona no ha pasado página. Sigue la acogida social que hemos tenido durante esta campaña y que tenemos hoy. Esto demuestra que es un asunto pendiente, que las reivindicaciones siguen y que esto no va a acabar hasta que consigamos Verdad, Justicia y Reparación”. Ramón Contreras, de la plataforma SF78 Gogoan!, expresó el sentir de buena parte de la ciudad antes de que una multitudinaria kalejira, llena de memoria y convocada en el exterior de la Plaza de Toros, echara a andar.

La de ayer era una cita importante. Se cumplían exactamente 40 años de los sucesos de Sanfermines del 78. Una efeméride como colofón y al mismo tiempo punto y seguido a los actos celebrados a lo largo del año a modo de escalerica sanferminera. “Esta Plaza de Toros, escenario tantas veces del juego de la vida y de la muerte, la tarde del 8 de julio de 1978 fue el marco inesperado en el que se amasó la tragedia. Como en un poema de García Lorca, la sangre tiñó la arena del albero con la entrada arrolladora de la Policía. Donde había estallado la fiesta explotó la brutalidad”, expresó por su parte Xabier Díaz Etxarte.

Y la marcha arrancó acompañada de música. Una primera pancarta pedía el fin de la impunidad. Pocos metros después, la segunda lona hacía referencia a esa “Verdad, Justicia y Reparación” que sigue faltando 40 años después. Detrás viajaba la ciudadanía, coreando lemas como “herrian ez du barkatuko”, “Germán, gogan zain dugu”, o “Policía asesina”.

La primera parada obligada se produjo en el recién estrenado monolito a la memoria de las víctimas Gogoan. Poco después, en la misma Avenida de Roncesvalles y sin necesidad de avanzar mucho, la comitiva hizo un alto en la estela de Germán Rodríguez, brutalmente asesinado aquel día. Un aurresku como homenaje, una ofrenda floral… y otra vez a andar. La marcha siguió por Paulino Caballero, Cortes de Navarra, Carlos III, y rodeó una Plaza del Castillo que recibió y acompañó con aplausos a la comitiva.

PLAZA CONSISTORIAL

El acto principal

“No vamos a parar”

Con un calor de justicia la plaza del Ayuntamiento pidió justicia. Allí se celebró el acto principal con la periodista Reyes Ilintxeta como conductora y la bertsolari Idoia Granizo inaugurando el turno de intervenciones. Después, Jaime Zelaia recordó cómo “aquel 8 de julio, como todas las tardes, acudimos a la plaza con nuestras pancartas txikis, nuestros bombos y nuestra ilusión. Fuimos los primeros en recibir la carga. Patadas, porrazos, pelotazos… Éramos niños de 7 a 14 años. Y lo peor de todo fue el miedo mientras esperábamos que algún familiar o conocido nos sacara de allí”.

Maite Azkona, mujer de Mingo Fernández, fallecido hace tres años y herido de gravedad en el ruedo con un balazo en la espalda, expresó su agradecimiento “al Ayuntamiento de Iruña y al Gobierno de Navarra por sus esfuerzos por intentar conocer la verdad. Y gracias a todos y todas vosotras por estar aquí año tras año manteniendo viva la memoria”, consideró.

Mikel Barandiaran, cuyo hermano Joseba fue asesinado tres días después en Donostia en una manifestación de protesta por lo que sucedió aquí, volvió a exigir justicia y expresó que “la tierra es el cuerpo y la lengua el corazón. El pueblo sois Germán y Joseba, y la lengua tierra y libertad”. Carlos Saralegi, miembro de la Comisión de Peñas de 1978, recordó los esfuerzos baldíos de las peñas por esclarecer todo lo sucedido. “A pesar de la evidencia de las pruebas el caso se archivó. Fue uno de los precios pagados para que saliese adelante la llamada transición”. Y Koldobi Osta, de la actual federación de peñas, añadió que “año tras año hemos recordado esta fecha y los sucesos ocurridos en San Fermín del 78 con una cosa muy clara: que la alegría y las ansias de libertad siguen caracterizando al pueblo de Iruña”, argumentó.

La madrileña Felisa Echegoyen, de la coordinadora estatal de apoyo a la querella argentina y querellante contra Billy el Niño por torturas sufridas durante su detención en 1974, expresó su apoyo al acto homenaje y a la lucha para abrir los archivos, esclarecer lo sucedido y sentar en el banquillo a los responsables. “Que nadie piense que esto es un punto y final, nosotros continuamos y seguiremos peleando. Ni nos van a parar, ni vamos a parar hasta conseguir derribar el muro de la impunidad. Con vuestro apoyo estamos seguros de conseguirlo”, dijo Fermín, hermano de Germán, en un acto cuyo momento más emotivo llegó con la canción de Fermin Balentzia dedicada a Germán.

EN CORTO

Respaldo institucional. El acto contó con numerosos representantes políticos, desde la presidenta del Parlamento Ainhoa Aznárez, la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno Foral Ana Ollo, los parlamentarios Bakartxo Ruiz, Patxi Leuza, Koldo Martínez o Laura Pérez, el alcalde de Pamplona Joseba Asiron y los ediles Maider Beloki, Patricia Perales, Joxe Abaurrea, Aritz Romeo, Itziar Gómez, Mikel Armendáriz o Laura Berro.