Diario de Noticias (Navarra)

13/08/2018

Estas pancartas, relacionadas con el 40 aniversario de los sucesos de 1978, con frases como “Crimen de Estado” o “Impunitateari stop impunidad”

El colectivo “Sanfermines 78 gogoan” ha denunciado que varios propietarios de viviendas en las que colgaban pancartas de esta iniciativa popular han sido citados a declarar la próxima semana en la comisaría de policía por un posible delito de “injurias al Estado” en el texto.

Así lo ha señalado el colectivo en una nota, en la que refleja algunas de estas pancartas, relacionadas con el 40 aniversario de los sucesos de 1978 en el que los disparos de la policía mataron al joven Germán Rodríguez e hirieron a otras personas, lo que se critica en estos textos como frases como “Crimen de Estado” o “Impunitateari stop impunidad”.

Constatan que a lo largo del día de hoy varias personas propietarias de viviendas en las que se habían colocado diferentes pancartas firmadas por “Sanfermines 78 gogoan!” han recibido notificaciones en las que se señala que el texto de las mismas podría ser constitutivo de un delito de “injurias al Estado”.

Algunas de estas personas han sido citadas a declarar en la Comisaría de Policía la próxima semana, indican para añadir que entienden estos hechos como un “claro atentando contra la libertad de expresión”, más aún cuando estos lemas se vienen usando desde hace ya cuarenta años “por todo tipo de grupos políticos y sociales, medios de comunicación e instituciones sin que nunca haya sido practicada actuación gubernativa alguna contra los mismos”.

Por ello manifiestan su “sorpresa e indignación” por el proceder de la Delegación del Gobierno en Navarra, que “comienza su andadura atentando contra una de las libertades fundamentales como es la libertad de expresión”, más aún teniendo en cuenta que el PSOE votó en su día en contra de la modificación del Código Penal en la que el PP incluyó este tipo de delito, antes inexistente.

Además, hacen un llamamiento a los diferentes partidos, grupos sociales, colectivos y sociedad navarra en general a denunciar esta actuación y a “exigir el archivo de todas las diligencias abiertas”.