Diario de Noticias

10/08/2018

(En este artículo el autor, militante de Batzarre y responsable de Comunicación de Comisiones Obreras de Navarra, pretende justificar el olvido de Ricardo y Aniano en la Ley autonómica de víctimas de la violencia policial y ultra en base a su reconocimiento judicial como Víctimas del Terrorismo, cuando sabe perfectamente que ese reconocimiento no ha significado paso alguno en la clarificación de las responsabilidades políticas de Montejurra 76)

Joseba Eceolaza

He leído con mucha atención el artículo que escribe José Lázaro Ibáñez, en el que me acusa de olvidar, deliberadamente, los sucesos de Montejurra al redactar la ley de víctimas de la violencia policial. Lo hace en un tono duro, implacable, faltón, agresivo y lleno de juicios de valor, pero ese escrito no merece mucha más atención.

La cosa es que los asesinatos de Montejurra, por suerte, están incluidos dentro de los supuestos de la ley de víctimas del terrorismo, desde que la Audiencia Nacional así lo decidió en una sentencia del 2003. Por lo tanto, la ley de víctimas de violencia policial no les afecta. De hecho, el Gobierno de Navarra, al realizar el homenaje a las víctimas de violencia policial, que concretaba la Ley, no incluyó a las víctimas de Montejurra. Tampoco estuvieron incluidas en la rueda de prensa que el miércoles pasado dieron las víctimas de la violencia policial.

No hay más, la ley a la que se refieren los artículos de opinión, nada dice de Montejurra, porque ya están incluidos en otra ley. Siempre es mejor ser riguroso que maleducado y agresivo, sobre todo porque queriendo dar un buen golpe se puede llegar a hacer el ridículo, como en este caso.