Con motivo de la conferencia de Josep Miralles Climent el próximo martes 25 en el Ateneu Barcelonès, organizada por la asociación Amics de la Història del Carlisme de Catalunya, publicamos la siguiente información facilitada por el conferenciante como homenaje a todos los carlistas catalanes que sufrieron la represión franquista desde el Decreto de Unificación de 1937 hasta las elecciones constituyentes de 1977.

Maurici de Sivatte (Arenys de Mar, 1901- Barcelona 1980), abogado. Implicado en la rebelión carlista contra la II República, fue cofundador del Terç de Requetès de la Mare de Déu de Montserrat. Enfrentado en todo momento a Franco y a la Unificación, también fue Jefe regional de la Comunió Tradicionalista del Principat de Catalunya entre 1936 y 1949. Tras la ocupación militar de Cataluña, como dirigente del carlismo catalán fue objeto de múltiples represalias: clausura y prohibición de abrir círculos carlistas (1939); encarcelamiento en la Modelo de Barcelona con la solidaridad de los demás presos políticos (1940); interceptación de correspondencia; detención y encarcelamiento en Pamplona (1945); prohibición de actos carlistas como el de Montserrat (1948); ataques de la Falange, detención y multa -junto a otros carlistas- y clausura de su bufete profesional (1954). Disconforme con la política de los representantes en España de Don Javier de Borbón Parma, provocó una escisión en la Comunión Tradicionalista al crear en 1958 la Regencia Nacional Carlista de Estella (RENACE). 

Carles Feliu de Travy (Barcelona, 1923-2008), abogado y profesor de Derecho Político en la Universidad de Barcelona. Fue detenido por primera vez en mayo de 1954, junto con un grupo de carlistas que habían acudido al Aplec de Montserrat. Fue encarcelado durante 5 días e incomunicado. Al igual que sus siete compañeros encarcelados, también fue multado. Defensor de represaliados del franquismo, carlistas y no carlistas, ante el Tribunal de Orden Público durante los años 60 y 70. En 1964 abandonó la Regencia Nacional Carlista de Estella (RENACE) y se reincorpora a la Comunió Tradicionalista del Principat de Catalunya, de la cual fue Jefe regional entre 1968 y 1970. Más tarde fue miembro de la Assemblea de Catalunya, organismo unitario de la oposición antifranquista. En 1999 Don Carlos Hugo lo nombró Caballero de la Orden de la Legitimidad Proscripta. Fue uno de los redactores del proyecto autonómico que el Partit Carlí de Catalunya (denominación recuperada por la organización política del Carlismo después del Congreso de 1971) presentó a la comisión estatutaria del Parlamento de Cataluña. En su obra Drets històrics, Constitució i llibertats, publicada en 2006, expondría sus teorías sobre una Cataluña soberana en una España confederal.

Josep Massana Giró (Lleida, 1921), casado y con tres hijos. Militante del Partit Carlí de Catalunya, de las Comisiones Obreras y de los Grupos de Acción Carlista (GAC). Como miembro de los GAC participó en acciones armadas contra el régimen hasta que fue detenido en 1971. Fue juzgado en consejo de guerra, junto con otros dos carlistas catalanes, y condenado a 26 años de prisión. Pasó por varios penales españoles hasta que fue puesto en libertad en la segunda amnistía, dos días antes de las elecciones constituyentes de junio de 1977, y cuando había perdido casi toda la visión. Aunque negó legitimidad política a este proceso electoral por la negativa gubernamental a legalizar el Partido Carlista, a la salida de prisión se manifiesta en contra de toda acción violenta. Falleció en los años 80.

Assumpta Cabré Mascorda (Barcelona 1952), de profesión enfermera, trabajó también en el sector de la cultura, como la producción y la promoción de cine, teatro y vídeo. Militante del Partit Carlí de Catalunya e hija del histórico carlista Joan Cabré Cires. Fue detenida por primera vez en 1970, en una manifestación contra el Proceso de Burgos, pasando 72 horas en la Jefatura Superior de Policía de la Via Laietana, quedando en libertad con cargos. En 1973, a raíz de la detención de unos militantes del MIL (Movimiento Ibérico de Liberación) -uno de los cuales tenía su teléfono-, se la intentó detener donde estaba trabajando, pero pudo escapar al ser avisada por los compañeros; también la fueron a buscar a su casa de donde tuvo que desaparecer durante unos meses. En 1974 fue nuevamente detenida cuando la Policía irrumpió en la Assemblea de Catalunya, en Sabadell, donde estaba en representación del Partit Carlí de Catalunya. Por sus antecedentes fue de las pocas personas de la Assemblea de Catalunya que fueron a prisión, en su caso a la de mujeres de la Trinitat junto a otra chica. En 1977 el Partit Carlí de Catalunya, que todavía no era legal, se presentó a las elecciones en una coalición denominada Candidatura d’Unitat Popular pel Socialisme (CUPS) de la que formaba parte Assumpta junto a otros carlistas.