La Iglesia Católica reconoce el martirio del laico y padre de familia Mariano Mullerat i Soldevila, asesinado durante la Guerra Civil el 13 de agosto de 1936 en el lugar de El Pla, perteneciente a la localidad de Arbeca.

El Papa Francisco firmó el miércoles 7 de noviembre el decreto que reconoce el martirio de este médico nacido en Santa Coloma de Queralt, provincia de Tarragona, el 24 de marzo de 1897. Mariano Mullerat ejercía la medicina en Arbeca, y destacó por sus obras de caridad y su fe cristiana.

La vida de Mariano Mullerat estuvo caracterizada por el afán de servicio. Comenzó sus estudios de medicina en 1914 en la Universidad de Barcelona. Durante sus vacaciones universitarias visitaba pueblos y ciudades impartiendo conferencias sobre la Doctrina Social de la Iglesia. En octubre de 1921 se licenció en medicina y cirugía.

Se casó con Dolores Sans el 14 de enero de 1922 en la misma localidad de Arbeca, donde establecieron el domicilio familiar. Tuvo cinco hijas, la mayor de las cuales falleció de forma prematura.

Siempre comprometido con la Iglesia, perteneció a diferentes asociaciones y participó en el apostolado de la oración. Nunca dejó de ofrecer asistencia médica a los más humildes de forma gratuita. Además, animaba a los enfermos más graves a acudir a los sacramentos.

Pero sus inquietudes en favor de la sociedad y del bien común no se limitaron a la profesión médica, sino que también se extendieron al ámbito de la política. Militó en el Partido Carlista y llegó a presidir la Sección de Medicina de la Agrupación Escolar Tradicionalista de Barcelona. También fue fundador del periódico L’Escut, quincenal local escrito íntegramente en catalán entre 1923 y 1926.