Diario de Noticias (Navarra)

30/03/2019

La familia dona más de 2.000 libros y miles de documentos sobre Guerra Civil y Transición

“La riqueza cultural de nuestro padre pasa ahora a ser la riqueza cultural de todos los tudelanos”. Con esta frase, los hijos del José Ángel Pérez- Nievas Abascal hicieron entrega al Ayuntamiento de Tudela de cerca de 200 documentos y objetos de la Guerra Civil y de más de 2.000 libros sobre este mismo tema, además de sobre política, Democracia y Transición, tanto en Navarra como en el País Vasco, formando una de las más completas bibliotecas que sobre este tema existen en la Comunidad Foral.

En la firma, el alcalde, Eneko Larrarte, agradeció a la familia que con esta entrega la donación de fondos al Archivo Municipal supera ya los 14.500 volúmenes (realizados en 1998, 2004, 2010 y este último) “quedando un legado vastísimo y muy plural, porque más allá de las ideas y la defensa del Partido Carlista, era una persona que estaba preocupado por saber, conocer e interpretar aquello que viniese de diferentes sitios y eso es un valor en sí mismo”. La familia Pérez-Nievas Borderas (donante de los libros y documentos) destacaron que el político y abogado tudelano era un “humanista convencido que defendió la Democracia y la libertad y que fue consecuente con sus ideas”. También recordaron el importante papel de su mujer, María del Carmen Borderas, “que entregó su vida para que él desarrollase su carrera”.

EL FONDO

De entre el legado no sólo destaca el amplio espectro ideológico de los libros, sino también el valor de los cientos de documentos entregados, algunos ya mostrados en la exposición Tudela 1936-39. Sus protagonistas en 2016 en la Casa del Reloj. El fondo documental está comprendido entre los años 1895 y 1979, destacando por su volumen y gran interés el conjunto documental correspondiente al periodo de la guerra civil española con gran profusión de documentación relativa a Tudela y Navarra.

En esta donación, de un valor histórico incalculable, se pueden ver listas de tudelanos para ser expulsados de la ciudad por su orientación política, requisos de alimentos, donaciones de enseres para el ejército del bando nacional, órdenes de arresto o la organización de las guardias que debían hacer en las entradas a la ciudad y puntos estratégicos y las pagas que recibían. Igualmente listados de requetés, falangistas, pelayos, margaritas, voluntarios o personas obligadas a marchar al frente con el ejército nacional, además de numerosos objetos de la época.

Destacan algunos detalles como la orden para que se enviara un camión con voluntarios a Valtierra el mismo día (23 de agosto de 1936) en que se fusilaron a 52 personas muy cerca de esta localidad, en Valcaldera, o la orden de detención al valtierrano Julián Aznárez, fusilado en 1936. Todo estos documentos se van a digitalizar y dentro de unos 6 meses podrán ser consultados por todos los tudelanos e investigadores.

Son cientos de páginas, miles de nombres que retratan aquellos años de Tudela y que solo la “obsesión de nuestro padre por la conservación de libros y documentos” ha permitido que todo haya llegado hasta el Archivo Municipal. “Hoy se abre una ventana a la Guerra Civil que solo con su análisis y el paso de los años se podrá valorar su relevancia. Se abre una posibilidad inmensa para que todos los tudelanos conozcan el día a día y los detalles de aquellos años”, explicó la familia. Estos documentos aparecieron en los años 80 cuando se demolió la antigua sede del Partido Carlista en San Marcial y fueron atesorados por Pérez-Nievas.

Este legado se une al que la familia entregó también al Museo Carlista de Estella, accesible igualmente para todo el público y que se emplea ya en exposiciones.

DETALLES

l Política. Dentro del Partido Carlista formó parte de las negociaciones para formar parte en la Trasición de la unidad de partidos democráticos conocida como la Junta Democrática o la Platajunta.

l Cómo. Los documentos han sido cedidos, mientras que los libros donados durante 20 años. Si la familia no los retira pasarán a ser propiedad del Archivo Municipal. Dentro de seis meses, según anunció el Archivo, los documentos estarán digitalizados para que tudelanos y tudelanas accedan a ellos.

CON LUPA

l Biografía.Nacido en Tudela el 11-12-1930, José Ángel Pérez-Nievas Abascal era el mayor de seis hermanos, casado con María del Carmen Borderas Gaztambide tuvo 3 hijos y 2 hijas. Falleció el 16-9-2008. Ingresó en el Partido Carlista en 1964, influido por lecturas de Arturo Campión y “como manera de compaginar el futuro de Navarra y los problemas sociales de la época” en un momento en que Carlos Hugo de Borbón Parma y muchos jóvenes adaptaban la línea política de este partido a los nuevos tiempos. Su empeño, trabajo y lucha logró que las víctimas de Montejurra’76 fueran reconocidas como víctimas del terrorismo en 2003. Candidato al Ayuntamiento, al Gobierno de Navarra, al Congreso, al Senado e incluso al Parlamento Europeo. Participó en el nacimiento de Egin, el origen de IU, el Pacto de Lizarra y numerosas iniciativas municipales en la Tudela democrática. Formó parte del Consejo foral en los 70. También sufrió la discriminación de que el Partido Carlista fuera el único partido no legalizado en 1977 por miedo a “alterar el régimen existente” lo que lastró para siempre el devenir político de la histórica formación.

l Las listas.Solo años después de su fallecimiento (en 2008), se descubrió la importancia de los documentos almacenados con algunos papeles inéditos cómo las órdenes de expulsión de la ciudad con direcciones, nombres y las acusaciones más peregrinas, firmadas por el coronel Julio Pérez Salas el 14 de agosto de 1936. Más de 40 tudelanos, acusados de ser “agitador”, “indeseable”, “agitadora de masas”, “socialista chulo”, “prostitución clandestina” o “hipócrita” aparecen fichados. Algunos de ellos fueron fusilados como Jesusa Ruiz, Apolonio León, Santos Martínez o José Castresana, otros muchos detenidos y represaliados

LA CIFRA

14.500

l Libros y revistas. Son los que ha cedido Pérez-Nievas entre 1998, 2004, 2010 y 2019.