Algunos defensores animalistas -exageran a mi juicio- cuando en su oposición al maltrato contra esos seres con capacidad de sufrir, llegan a defender que los animales, al menos los más próximos a nosotros en la escala zoológica, deben ser considerados como personas con sus derechos correlativos.

Al argumento socorrido de que no pueden tener derechos porque tampoco se les puede exigir obligaciones, responden que hay seres humanos, como los menores de edad, los incapacitados, los concebidos y no nacidos, a quienes sí se les considera personas. Además de a entes colectivos.

El contraargumento, si no falaz, adolece de graves defectos. Para empezar a quienes no tienen capacidad jurídica de obrar, se les asigna adultos con las figuras de la patria potestad, la tutela y la curatela, para suplirla mientras estén en esa situación. El nasciturus goza de protección jurídica y de unas expectativas, pero no se le reconoce como persona, según el Código Civil hasta que pasen 24 horas, enteramente desprendido del seno materno, desde el nacimiento. Y, en cuanto a las personas jurídicas, son sus personas directivas quienes ejercen su voluntad, de acuerdo con sus estatutos y el ordenamiento jurídico.

En cuanto a los animales ¿alguien piensa en asignar a cada uno una persona humana que supla su notoria incapacidad para desenvolverse en el mundo del derecho?

Lo que sí tenemos los humanos son deberes respecto a ellos. El primero es negativo: la prohibición de maltratarlos, con su correspondiente sanción penal en caso de incumplirlo.

¿Puede la cultura tradicional servir de excusa para tolerar los abusos contra ellos? Lo que resulta hiriente es que se empleen recursos públicos para fomentar esos abusos con ese pretexto.

Hay defensores animalistas que llevan su celo hasta negarse al consumo de carne, en sus modalidades de vegetarianos y veganos. ¿Qué opinan de los animales que son carnívoros? ¿Debemos extinguirlos para que sólo sobrevivan los herbívoros?

Supongo que también estarán en contra del empleo de animales en laboratorios para la investigación científica ¿pero no puede beneficiar además de a los humanos, a otros animales?