Diario de Noticias (Gipuzkoa)

11/09/2019

Tomó parte en decenas de atentados terroristas auspiciados por Pinochet o Banzer y nunca pisó la cárcel

El neofascista italiano Stefano Delle Chiaie (Caserta, 1936) murió ayer a los 82 años en Bolonia, según informaron medios de comunicación italianos. Miembro del Movimiento Social Italiano y fundador de Vanguardia Nacional -según reportó Corriere di Bologna-, su nombre se relaciona con múltiples ataques en todo el mundo en colaboración con dictadores como Augusto Pinochet en Chile o Hugo Banzer en Bolivia, además de en Argentina. Pero también participó en muchas operaciones de guerra sucia durante el franquismo, donde actuó como agente al servicio del extinto Cesid. La CIA lo llegó a describir como el “terrorista más buscado”.

Fue responsable, entre otros, del atentado de Piazza Fontana en Milán, Italia (1969);la masacre de Ezeiza en Buenos Aires, Argentina (1973) o la masacre de Bolonia, también en el país transalpino (1980), en la que murieron 85 personas y más de 200 resultaron heridas.

HUELLA EN NAFARROA

También fue uno de los participantes en el asesinato de dos carlistas, Aniano Jiménez Santos y Ricardo García Pellejero, en la conocida matanza de Montejurra en 1976.

Periódicos italianos señalaban ayer en sus reseñas que conoció al dictador Pinochet durante un viaje a Chile en 1974, y que posteriormente volvió a coincidir con él en el funeral de Franco en Madrid. Ahí trabó cierta amistad con el dictador, que lo fichó para cometer algunos atentados y ajustes de cuentas en el país andino. Pese a su arresto en Venezuela en 1997 y haber sido extraditado y juzgado en su país, Italia, Delle Chiaie nunca pisó la cárcel.