Escaparate (Sevilla), nº 153, noviembre.

Nació en una cuna dorada de incertidumbre. El mundo se preparaba para la Segunda Guerra Mundial. Su padre, según la tradición carlista, debía ser ni más ni menos que Rey de España. El franquismo y el carlismo de Carlos Hugo no se llevaron bien y de esa falta de entendimiento llegó el exilio. El padre de nuestra entrevistada de este mes estuvo apresado en un campo de concentración nazi por la resistencia antifascista que sintió liderar. Nuestra protagonista de esta edición desde muy joven se dedicó a difundir los ideales carlistas en defensa de los derechos del Pueblo. La receta carlista de los Borbón-Parma para España es el federalismo y en esta y la generalidad de esas líneas ideológicas ha vivido, trabajado y viajado a ambos lados del océano. María Teresa es una señora culta, profesora de la complutense de sociología que quiso ser médico o abogada, ha llevado una vida plena y de compromiso desde su nacimiento. Actualmente es la tía del pretendiente al Trono de España de los carlistas y, por encima de eso, es historia de España andante. Cree que la lucha por la libertad no deja lugar al descanso y le gusta Cádiz, donde se parió precisamente la primera Constitución Española. María Teresa es el ejemplo del privilegio de los que nos dedicamos a contar historias bajo la vocación del periodismo de conocer a personas interesantes que siembran en nuestro saber y alimentan nuestro afán de conocer, en este caso de nuestra historia común desde otro prisma. Su mirada durante el interrogatorio daba tanta información como sus palabras entre sonrisas y silencios de respeto y prudencia. Me quedo con una frase de su entrevista: Los fracasos son una lección de vida fabulosa. Un honor. (más…)